Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Las promesas osorninas que se abren espacio en el rodeo y la rienda

Autor: Caballoyrodeo.cl
Agustín Varela y José Antonio Gómez debutaron de manera magistral la última temporada, recibiendo los premios a los mejores jinetes jóvenes de la Asociación sureña.

Por Guillermo Rojas Fioratti.

Fotos premiación: gentiliza Facebook Huasos al Aguaite

Fotos atajadas: gentiliza familias Varela-De La Maza y Gómez-Aichele

Uno de 12 y el otro de 13 años pero con una pasión idéntica por el Caballo y el Rodeo Chileno, los mejores jinetes jóvenes de la Asociación Osorno enfrentaron los micrófonos de CaballoyRodeo para indagar en sus precoces trayectorias corraleras y revivir las hazañas que protagonizaron durante la última temporada que los llevó a ganarse una laureada mención en el Cuadro de Honor de la citada agrupación.

Uno de ellos es Agustín Varela De La Maza, hijo del campeón de Chile Germán Varela y Rafaela de La Maza, quien a sus 12 años de edad corre “sus primeros huachos” en el mundo del deporte huaso aunque anda a caballo desde los 3 años y sólo porque - como bien dice - “siempre me ha gustado y porque soy de familia corralera”.

Agustín cursa 6º Básico en el Colegio Alemán “Rodulfo Armando Philippi” de La Unión, debutó en los rodeos oficiales esta temporada, con carné del Club San Pablo, participando en cinco rodeos y premiando en tres de ellos, haciendo collera con Rodrigo Cardemil, hijo de “Loly” Cardemil.

“Corrí con Rodrigo porque su compañero, Mario Arancibia, se lesionó. Corrimos por primera vez en el rodeo de San Pablo. Estuve un poco nervioso pero con el apoyo de mi papá, mi mamá y mis tatas estuve tranquilo. Además llegaron de sorpresa mis otros abuelos que también me apoyaron”, cuenta Agustín.

Su debut lo hizo en el caballo Este Si, un hijo de la Escarapela. Sobre este caballo dice: “es un caballo maestro que ha llegado a Rancagua. Es fácil de correr y me acomoda harto. En él pude hacer mis primeras atajadas: hice una de 2 y otra de 4, las dos a la mano de atrás. También corrí un potro que se llama Litueche”.

Imagen foto_00000001

Y si de ir a la mano o al arreo, lo preferencia la tiene muy clara. “Me gusta ir a la mano porque arrear es más difícil. Lo único que sé es que hay meterle la patita al toro y gritarle para que no se pare”, dice a modo de buen consejo.

Agustín tiene sus jinetes favoritos también. Además del papá, para tranquilidad de Germán, dice admirar a Juan Carlos Loaiza. “Lo he visto correr varias veces y me gusta porque es buen jinete, ha ganado hartos Champion de Chile y ha hecho atajadas muy difíciles”.

Sobre el premio que obtuvo en la ceremonia de premiación de la Asociación Osorno dijo: “el premio lo tengo en mi pieza, junto a las escarapelas que he ganado, están bien guardaditas. Se lo dedico a mis papás, a mis tatas, a Rodrigo, a Mario y a mi hermano”.

Y si seguirá corriendo en la próxima temporada sabe por dónde viene la mano: “me gustaría seguir corriendo pero tengo que sacarme buenas notas en el colegio y portarme bien. Me gustaría también correr con mi papá en un rodeo oficial porque… Sería como un sueño”, concluyó. 

El Campeón de la Rienda

Con un poco más de roce deportivo, José Antonio Gómez Aichele, hijo de Fernando Gómez y Yasmina Aichele, fue otro de los condecorados como Mejor Jinete Joven de la Asociación Osorno. Con 13 años pero próximo a cumplir los 14, el nieto del popular “Paleta” Gómez, también debutó esta temporada pero protagonizando una historia que ha colmado de orgullo a su familia.

Imagen foto_00000016

 

Es que “Toñito”, como lo llaman sus más cercanos, se coronó nada menos que Campeón Nacional del Movimiento a la Rienda en la categoría Menores, título que luce con orgullo y que lo ha llevado a granjearse otros reconocimientos más allá de los límites de su Asociación. Hace dos semanas, acompañado siempre junto a su familia, recibió un galardón por parte de la Coorporación “Miguel Ángel Galilea” de Paillaco, el cual se constituyó en un nuevo testimonio de esa verdadera hazaña deportiva.

“Nunca había participado en la Rienda pero gracias a los consejos de mi Tata Jorge, mi papá, mi tío y varios amigos más pude aprender todas las pruebas, sobre todo las más difíciles”, dice “Toñito”, recordando que en sólo tres rodeos ganó el derecho a participar en la especialidad durante los clasificatorios, certamen que además de disputarse en Osorno tuvo a su papa y su tío como participantes del rodeo.

La temporada comenzó auspiciosa para este joven jinete, que en la actualidad cursa 8º Básico en la Escuela Rural Nochaco, de Puerto Octay. Junto a su tata debutó en los rodeos oficiales, durante el rodeo de San Juan de la Costa, corriendo los caballos criados (Teatino), Chingano y Piñiñento, los que si bien no pudieron premiar, se dieron el gustito de ganarse la pichanga de la Coorporación “Miguel Angel Galilea” disputada en la vecina ciudad de Paillaco.

Desde muy pequeño ha estado al lado de los caballos. “A los 2 años andaba de tiro y a los 7 estaba topeando amarrado a la montura pero nunca obligado porque los caballos siempre me han entusiasmado”, confiesa con tono de relajo.

Sobre su actuación en Rancagua comenta que nunca imaginó ser campeón. “Ganar fue una gran alegría pese a que era la primera que llegaba a participar a Rancagua. Algunos años atrás, cuando tenía 6 años, mis papas me llevaron a la medialuna Monumental pero me perdí. Fui a dar donde la Sra. Mirtha Iturra que por micrófono dijo mi nombre y el de mis papas y allá me fueron a buscar”, cuenta como anécdota.

Imagen foto_00000015

Y si de admirar a algunos jinetes, además de los Gómez, destaca a Juan Carlos Loaiza, “Lalo” Tamayo, el “Lalo” Cortés y al “Chiqui” Navarro, a quienes describe como a los “Messi” del Rodeo.

“Toñito” aprovecha de dedicarle de manera muy especial todos estos premios que le ha tocado recibir desde que obtuviera el Campeonato en Rancagua. “Se lo dedico a mi Tata, a mi papá y mi tío que siempre me han apoyado. También a la tía Yenny Troncoso y al tío Daniel Rey que me han dado hartos consejos para ir mejorando. Antes de me gustaba más el Rodeo pero hoy prefiero la Rienda”, dice con franqueza.

Por lo pronto, “Toñito” tiene desafíos en el corto plazo, además de rendir en la escuela, cumplir con las tareas y ayudar en los cuidados y atenciones a los caballos, se prepara para correr el próximo Campeonato Nacional Escolar, evento a disputarse a fines de agosto próximo, para el cual dice ya tiene compañero, su amigo Mario Castro.

Sin embargo, algo de pena hay también en el corazón de este simpático huasito. El potro Imponente con el que salió campeón, que era de Víctor Vidal, se vendió y a su nuevo dueño no duda en enviarle un mensaje antes de despedirse. “Ojalá que me pueda dar la posibilidad de moverlo de nuevo y prestármelo. Yo lo voy a cuidar pero me gustaría defender el título en Rancagua el próximo sueño”, dice este pequeño jinete pero con un corazón gigante para los caballos.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital