Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Fernando Moreno: Quiero fomentar lo que son las bases del arreglo del caballo

Autor: Miguel Angel Moya
Jinete cuyano está hace dos años en Chile, traspasando sus conocimientos a través de una escuela en Zapallar y en el Criadero Antilco de Sergio Covarrubias.

Hace dos años que Fernando Moreno Rodríguez dejó su país, Argentina, para instalarse en Chile. En dicho período ya tiene a su haber la participación en la Final del Campeonato Nacional de Rodeo (año 2019), hasta donde llegó en caballos arreglados por él y en compañía de su compatriota Javier Salinas. Pero además, quiso dedicarse a enseñar, y traspasar sus conocimientos y también arreglar caballos para rodeos.  En diálogo con Caballoyrodeo.cl contó cómo ha sido esta experiencia y, a la vez, cómo se produjo el contacto con el deporte nuestro.

"Hace bastante tiempo que me dedico a los caballos; son 25 años en Argentina y lo que yo quería era competir. Creo que acá en Chile hay mayor competencia  y en Argentina como que ya había tocado techo. Hace dos años que estoy acá en Chile; en este tiempo competí en los Clasificatorios y llegué a la Final de Chile el 2019. Lo hice con Javier Salinas en Don Chalo y Paga Doble, caballos arreglados por mí y corrimos un toro solamente, pero estuvimos ahí el domingo en la tarde. Entonces me picó el bichito al ver todo eso y uno quiere seguir haciéndolo igual. Allá en Argentina no es tan competitivo como acá", manifestó.

"Ahora estoy trabajando desde hace dos años en el Criadero Antilco, de don Sergio Covarrubias y en Zapallar con Gustavo Alessandri, haciendo clases de rodeo y de equitación. Me ha ido bien; en lo que respecta a Zapallar, han llegado muchos chiquillos, muy entusiasmados con las clases de rodeo. Bueno, ahora con la pandemia se siguen haciendo clases, pero ya no con tanta gente. Pero al principio llegaban buses llenos de chiquillos a participar de las clases de rodeo. Así que ha sido una buena experiencia y la idea es aportar lo que uno ha aprendido a los largo de los años", expresó.

Imagen foto_00000004

"También estamos esperando que vuelvan luego los rodeos para mostrar el trabajo que desde hace dos años estoy haciendo acá donde don Sergio Covarrubias. Sacar unos caballos nuevos y la idea es esa: que arranque luego la Temporada nuevamente para empezar a competir. Pero me ha venido bien lo que es la pandemia, porque me ha costado bastante encachar los caballos. En todo caso, es una experiencia que me motiva mucho y a la larga uno va agarrando experiencia de las cosas que va haciendo", añadió.

"La verdad que mi experiencia acá en Chile ha sido difícil, me ha tocado bailar con la fea, como dicen acá, pero he agarrado mucha experiencia en el tema de los caballos. Yo pensaba que era diferente acá y la verdad que me ha costado bastante. Pero mi idea en todo esto es ir dando una mano a la gente para que puedan trabajar bien sus caballos", sostuvo.

"Uno viniendo de afuera, se da cuenta que puede ver las cosas que se hacen bien o mal. En Argentina empecé desde chico, ya que mi familia siempre fue corralera; a mi abuela le gustaban los caballos chilenos; ella nos inculcó esa pasión por el caballo. Y mi abuelo era hombre de campo y me traía al Champion de Chile, era muy fanático del Rodeo. Yo me crié en el campo hasta que tuve mi primer caballo chileno", recordó.

Hablando más de su conexión con nuestro país, ya que en su familia hay raíces chilenas, contó: “Yo soy hijo de Hugo Moreno y mi abuela Amina Omar es chilena turca. Además, tengo muchos parientes en Talca, en San Clemente, en Santiago. Así que no costó tanto adaptarse. Mi papá también tuvo empresas en Chile; yo también estuve en Chile cuando era más chico; así que no era algo desconocido".

Asimismo, dijo que en el campo los caballos los trabajaban a la pinta de ellos, sin tener mucha idea, pero una visita a Chile a comienzos del 2000 les cambió la visión y especialmente a él.

 "En el año 2000 visitamos varios Criaderos Chilenos, estuvimos donde Rolando Varela, también en el Criadero Palmas de Peñaflor y otros. Ahí se nos abrieron las puertas en Chile y yo empecé a realizar cursos con los grandes, con Juan Pablo Cardemil, con Lalo Tamayo, quien para mí es el maestro de los maestros, con el Lalo Cortés, con don Remigio Cortés y otros arregladores de excelencia y que tuve la suerte de aprender de ellos", indicó.

Imagen foto_00000001

"Bueno, me empezó a picar el bichito y comencé a estudiar, a leer libros, sacar información de internet sobre el tema del adiestramiento. En Argentina me resultó bastante, luego llegamos a la Final de Chile con unos caballos arreglados por mí. Se me dio esto acá y yo pensaba que todo era más fácil y la verdad que me encontré con otro panorama", acotó.

"De manera que la experiencia acá en Chile ha sido más difícil, me ha costado bastante trabajar los caballos y, además, hay gente que trabaja caballos, pero que no tiene las bases para hacerlo bien. De esa manera, los caballos se complican de una forma que hasta se ponen peligrosos. Acá en el Criadero Antilco me ha tocado trabajar caballos difíciles y gracias a toda la experiencia que he recogido en todos estos 25 años y aplicar técnicas que no pensé usar, he podido sacarlos adelante. También me he dado cuenta que el Caballo Chileno es muy sensible y muy inteligente", aseveró.

Formando una escuela para arregladores

Ya con dos años viviendo y trabajando en Chile, quiere darle vida a un proyecto suyo.

"Entonces, mi idea es ir asesorando, ayudando a arregladores o usuarios que tienen caballos, dándole una mano. Para eso, estoy armando un proyecto acá en el campo de don Sergio, quien me ha facilitado todas sus instalaciones, para empezar  a entregar conocimientos a quienes quieran iniciarse o perfeccionarse en el arreglo y a asesorar a pequeños criaderos que no quieran saltarse las bases de lo que es el arreglo del caballo. Para así llegar a un caballo competitivo en la Medialuna".

Y añadió: "Así que estoy formando una escuela para arregladores. Para enseñar desde la amansa hasta la terminación del caballo, sin saltarse las bases. Porque ahí está el error, ya que muchos pecan por no saber. Se saltan las bases, amansan un caballo y ya a los tres, cuatro meses lo están atravesando. Pasa que después los caballos se funden, se ponen peligrosos. De manera que se trata de enseñar el arreglo desde la etapa 0 hasta la etapa 10".

"Mi idea, con este proyecto, es enseñar a jóvenes que quieran aprender a arreglar caballos y asesorar a pequeños criaderos para que puedan hacer bien las cosas. Y seguir con las clases en Zapallar, donde he tenido alumnos campesinos y de los rodeos laborales. Y la verdad que hace falta que la gente que sabe pueda entregar sus conocimientos. Es una forma de aportar, que quienes hemos aprendido bien, aportar nuestros conocimientos para que otras personas aprendan y sea un deporte con caballos mucho más arreglados y que no haya tantos accidentes", enfatizó.

"La idea es fomentar lo que son las bases del arreglo. Por lo mismo, acá en Chile empecé con una escuela, enseñándole a chiquillos. Entonces, ahora la idea es que ellos vengan a Santiago, donde yo les pueda enseñar ya sea a ellos o a sus caballos. También me han llamado varios criaderos chicos para ir asesorándolos. Eso es lo que estoy haciendo y que quiero destacar", reiteró, informando que los interesados tanto en incorporarse a la escuela para arregladores como en las otras labores que está realizando, pueden llamarlo al +56958983825.

Imagen foto_00000003

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital