Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Los caballos fueron su mejor terapia, la linda historia de Patricio Moreno

Autor: Caballoyrodeo.cl

Fotos: Pablo Pérez Gómez

El conocido arreglador se recuperó de un cáncer gracias a su amor por los animales.

Por Pablo Pérez y Héctor Parraguirre

Patricio Moreno Berríos es un agradecido de los caballos desde siempre. Ha dedicado gran parte de su vida a trabajarlos y también a la crianza en su criadero familiar Aguas del Sur, que formó a partir del San Quirico, propiedad de su padre Ernesto Moreno, en Colchagua.

Como arreglador hizo carrera en el sur, en criaderos como Caritraiguén, de Ramón Angulo; Loncotoro, de Ciro Hausdorf; y Puchaura, de Luis Ellwanger, donde trabajó al Esquinazo, entre otros destacados ejemplares. También estuvo con Agustín Ugalde y con Javier Alvarez en Chonchi, Chiloé, antes de volver a su zona, en Santa Cruz.

Imagen foto_00000001

Pero en el último tiempo, don Patricio tiene algo más para agradecer a los caballos, en una historia que comenzó triste, pero que terminó de la mejor manera, como lo narró a CaballoyRodeo.

"Cuando me hice unos exámenes me detectaron un cáncer, que era grave, pero gracias a Dios estaba a tiempo de ser operado. El doctor Vial me operó en San Fernando, salió todo bien y yo sabiendo que tenía ese problema empecé a pensar si me quedaba en la casa, porque el doctor me dijo que no podía hacer nada, ni siquiera tomar una silla, me tenía que cuidar", relató.

"Tenía razón, pero yo no quería quedarme en la casa, así es que empecé a ir a las pesebreras de lunes a domingo, todos los días. Para mí la mejor terapia para recuperarme fueron los caballos, porque si me hubiese quedado en la casa me habría desmoronado, solo por el hecho de saber que tenía esa enfermedad grave, sin saber si me iba a mejorar", continuó.

Imagen foto_00000004

Los caballos lo ayudaron a salir adelante y retomar lo que tanto le apasiona, arreglar y correr en rodeos.

"Ni siquiera sentí como pasó el tiempo, día a día me daba fuerzas para luchar contra la enfermedad que llevaba por dentro. Fue la mejor terapia y de a poquito empecé a subirme a los caballos y hoy ya estoy trabajando. Debe haber como ocho caballos nuevos que por la pandemia he tenido tiempo de trabajarlos. He adelantado harto y tengo prácticamente topeados a los ocho caballitos nuevos, dentro del proceso que aprendí de seguir todos los pasos", comentó.

"Nunca se me pasó por la cabeza bajarme de los caballos, porque me iba a desmoronar y decaer mucho, los caballos me dieron la fuerza para levantarme. De hecho, hubo un rodeo en Curicó en que todos se extrañaban que anduviera corriendo, pero yo ya me sentía con la fuerza de tomar la rienda y correr un toro; desde ahí no aflojé. Por eso digo que los caballos, el campo, es la mejor terapia para uno que se ha criado en eso. Creo que a la persona que se queda en la casa y lo limitan de ir a las pesebreras, le hacen un daño", enfatizó.

Imagen foto_00000003

Hablando de su criadero Aguas del Sur, contó que "tenemos unos nietos del Requinto, también caballos de la sangre del Estoque. Tengo un hijo del Fabuloso en Domingo, el Fanático en Domingo, que me salió un caballo muy encachado. Ese potro lo tenemos como reproductor, es un hijo del Fabuloso en Domingo en una yegua Estribillo, Yoconda II, que es hija de un potro La Amanecida Vamos Viendo, del criadero de don Alberto Schwalm".

Junto con enviar un cariñoso saludo a sus hijos Patricio, Rodrigo, Hugo y Nicolás, a su señora María Cristina y a su ayudante Patricio, por todo el apoyo brindado en su recuperación, dijo con alegría que "ahora estamos corriendo con los hijos, felices, porque si premiamos o no, salimos de la medialuna igual como entramos, sin una pelea, sin una discusión, siempre felices".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital