Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Valentina Peña a cinco años de su bicampeonato en la Rienda: Para llegar ahí hubo muchas horas de harto sacrificio

Autor: Rodrigo Crooker Sáez
CaballoyRodeo.cl conversó con la doble campeona en Rancagua-

Este 2020 se cumplen cinco años desde el título que alcanzó la amazona Valentina Peña en la Medialuna Monumental de Rancagua y que la convirtió en bicampeona del Movimiento a la Rienda femenino montando a la Melilahuén Embusterita, en la que registró 43 puntos.

CaballoyRodeo.cl dialogó con la actual estudiante de ingeniería comercial, quien recordó el proceso que la llevó a coronarse por dos años seguidos como la máxima cultora de la disciplina y contó también sobre sus proyecciones a futuro.

- Valentina, se cumplieron cinco años desde tu bicampeonato, ¿cómo recuerdas el periodo que viviste para conseguir ese logro?

Valentina Peña: "Son cinco años del bicampeonato y seis desde el primer título. Tengo muy guardado en mi corazón todo el proceso que implicó llegar hasta ahí, tengo los mejores recuerdos. A veces, ni yo misma dimensiono lo que se logró con la Embusterita y todo el equipo que había detrás, nunca voy a dejar de estar agradecida del apoyo que recibí de tanta gente y de mi familia en especial y por supuesto de don 'Pepe' -Luis Gerardo- Soto, quien me enseñó demasiado y a quien guardo mucho cariño".

"No puedo dejar de mencionar a don 'Lalo' -Luis Eduardo- Cortés y su familia, quienes los últimos años que competí me acogieron en su casa como una hija más. Nada más que agradecer a Dios y a la vida que me haya permitido participar a ese nivel en este deporte tan lindo y también valoro mucho el hecho de que toda mi vida he estado ligada a este animal maravilloso que nos une a todos que es el caballo chileno. Desde muy chiquitita, me lo transmitieron en un principio mis abuelos el amor por el campo, los animales y en especial por el caballo. Es un recuerdo precioso que atesoro en mi corazón".

- Esa temporada empezaste como campeona defensora y hubo un proceso de preparación con ese fin, ¿cómo lo enfrentaste?

V.P.: "Recuerdo que pasé momentos de mucho nerviosismo y mucho estrés. Acabo de cumplir 26 años, miro hacia atrás y pienso que era súper valiente, porque no es fácil. Todos quienes participan en ese nivel de competencia saben que es de alto rendimiento".

"Antes de sacar el segundo título, con 'Pepe' hicimos un trabajo muy minucioso. La yegua nunca fue fácil, es de harto temperamento, así que tuvimos que hacer un trabajo de chinos, como se dice. Muchas veces contamos con el apoyo de las personas que nos facilitaron la medialuna de Lautaro. Mi papá, una vez, llevó parlantes, micrófono y todo para asimilar lo más posible la situación a estar moviendo en un Clasificatorio".

"Pasamos momentos muy buenos y de harto trabajo, también, por qué no decirlo, algunas frustraciones. Así uno desarrolla cierta tolerancia a la frustración y eso me ha servido a lo largo de mi vida. No tengo más palabras que de agradecimiento para todo lo que viví. Ese segundo título fue un regalo del cielo, puras alegrías no más".

- El hecho de conseguir la tolerancia a la frustración fue importante también, porque en la Final viviste algunos traspiés en las pruebas, que lograse dejar atrás para celebrar como bicampeona.

V.P.: "Claro, la Troya y el Ocho no eran mis fuertes y tuve un bajón, pero después me conecté con la yegua y sus increíbles cualidades, hicimos unas buenas Vueltas sobre Parado y terminamos bien la presentación. Es una de las cosas más valiosas que rescato, poder pararse una vez que te caíste, uno toca fondo y pasa tanto en la competencia como en la vida, es reconfortante como persona mirar para atrás y ver que lo logré, aún habiéndome caído en los puntajes de dos pruebas".

Imagen foto_00000002

- ¿Qué recuerdas del momento en que cantaron que eras campeona, bicampeona en este caso?

V.P.: "Recuerdo que tuve un momento de silencio, porque no estaba segura de cuánto puntaje llevaba. Con los nervios era imposible ir contando. Lo dicen, miro al cielo, me persigno y fue una emoción enorme. Se me vienen a la mentemil cosas, mis abuelos, que están en el cielo, mis papás chochos que me los imabinagaba gritando y un sinfín de cosas".

"Haber llegado ahí significó muchas horas de harto sacrificio y no solo mío, con este equipo que siempre tuve detrás que era en su minuto los chiquillos que nos ayudaban a lllevar la yegua a Lautaro. Obviamente 'Pepe', mi papá, mamá y mis hermanos que se turnaban para llevarme un fin de semana cada uno, incluso un par de veces fui sola a Lautaro, un viaje de tres horas y media, con un camino complicado... alcancé pocas veces porque era muy difícil, no me daba el cuero para manejar y después ir a andar a caballo, pero como me gustaba, y me encanta, me sigue gustando tanto, uno lo hace feliz, son años de mi vida que voy a atesorar para siempre".

- Luego te toco vivir otro año como campeona y vivir cosas simlares, pero ahora con más experiencia.

V.P.: "Después, para defender el segundo título, fui a andar a caballo a la compañía, donde el 'Negro' Cortés. Aprendí mucho. Compartí medialuna con don 'Lalo' Tamayo, memorable al cien por ciento y a pesar que en esa defensa no me fue bien, para nada, lo recuerdo como algo bueno. Jamás voy a borrar de mi cabeza ni de mi corazón todo lo que significó. Claro, los años dan la experiencia y eso implica que uno se lo tome cada vez mejor, cuando algo sale mal no caer en un hoyo, sino que al contrario, ver lo positivo de lo que pasó. Hoy me siento mucho más madura".

- En la actualidad, ¿cómo vives la actividad?

V.P.: "Ahora estudio ingeniería comercial en la Universidad Adolfo Ibáñez y me enfoqué a full, estoy muy enfocada en mis estudios. Este es mi último año, estoy haciendo un magíster en márketing y para mí la prioridad es sacar la carrera. Eso me ha mantenido un poco alejada de andar a caballo, pero igual estoy muy ligada al campo y la crianza con la familia, eso es lo más improtante, mantener el contacto con los caballos y con el campo".

"Ahora con la pandemia tuve mucha suerte, porque mis papás estaban en Santiago y me pude venir con ellos, ahora estoy estudiando online. Me tiene contenta el hecho de poder escaparme dentro de lo posible al campo, a estar con los caballitos y la Embusterita que está cerca de mi casa. Es una bonita experiencia dentro de todo, pero me ha permitido volver al hogar para estar con mis papás, mi familia y los animales que tanto disfruto".

"Después de terminar mi carrera me encantaría retomar, lo tengo muy presente, como desafío personal (...) Los caballos siguen en nuestro corazón y estamos criando poco, pero creemos que lo estamos haciendo bien. Justo ahora tenemos unas potrancas y unos potrillos, hay yeguas preñadas del Mono Mono, del Caballero. Mi papá y mis hermanos son busquillas y creo que estamos haciéndolo bien como criadero, así que contenta".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital