Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Santa Isabel Espejo, la trayectoria de un potro muy ligador

Autor: Miguel Angel Moya

Santa Isabel Espejo en foto de archivo de Arturo Montory.

Este hijo del Estribillo y la Alborada fue el reproductor con más ejemplares (12) clasificados para el 68° Campeonato Nacional de Rodeo.

- Nota relacionada: La preciosa herencia del Espejo en el Criadero Gran Aventura

De acuerdo a la Cuarta Atajada 2016, estadística elaborada por el médico veterinario y jurado de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos, José Luis Pinochet, el padre con mayor cantidad de hijos clasificados para el reciente 68° Campeonato Nacional de Rodeo es Santa Isabel Espejo (Estribillo y Alborada).

Fueron 12 los hijos de este potro, nacido 17 de febrero de 1988, que clasificaron: Palmas de Peñaflor Cacique, Palmas de Peñaflor Canela, Palmas de Peñaflor Condesa, El Solar Escandaloso, Vista Volcán Noche Alegre, Cullaima Papelucho, Palmas de Peñaflor Paredón, Palmas de Peñaflor Pepito, Palmas de Peñaflor Peregrino, Palmas de Peñaflor Pinturita, Palmas de Peñaflor Portento y Palmas de Peñaflor Prometido.

Ante tamaña demostración, quisimos conocer la historia de este potro, partiendo por su nacimiento en el Criadero Santa Isabel, para lo cual contactamos a Benjamín García-Huidobro Matte, quien fuera Administrador del criadero.

"Este potro nació el 88 y yo llegué a Santa Isabel el ‘85, ‘86. Hijo de la Alborada, una yegua que a la señora Malú (esposa de Agustín Edwards) le gustaba mucho. Yo le puse el Estribillo a la Alborada y ahí nació el Espejo. Luego lo compró Lucho Ellwanger. Posteriormente lo compró Alfredo Moreno Charme, del Criadero Palmas de Peñaflor y lo empezó a reproducir. Y el resultado es el que ya sabemos, con 12 hijos clasificados y ocho finalistas: el Paredón, la Condesa, el Cacique, el Portento, el Escandaloso, el Papelucho, el Peregrino y el Prometido", indicó.

"Fue un potro muy ligador; fue un caballo de mucha velocidad y de una gran facilidad para aprender. Creo que esa es la característica principal; es un caballo muy fácil. Todos sus hijos corren muy bonitos, son muy ligeros, muy fáciles de conducir. Son caballos que siempre están poniendo mucho más de su parte que el común  de los caballos. Si un caballo normal, por decirle algo, se demora cinco años en salir o cuatro años,  éstos salen a los tres años".

Agregó que por esa característica, "muchos de ellos han quedado en el camino, porque han salido muy nuevos y exigidos al tiro, porque los caballos atajan al tiro. Ahora Palmas de Peñaflor tomó la decisión muy correcta de esperar que maduraran y los caballos están corriendo con la edad adecuada y los resultados adecuados".

Completó su comentario diciendo que el Santa Isabel Espejo, "además de ser un excelente caballo, es un reproductor que dio frutos. Eso se está viendo hoy día en sus hijos".

Inteligente, bueno para la Rienda y para el Rodeo

También conversamos con Luis Ellwanger Willer, dueño del Criadero Puchaura, quien también está presente en la historia del potro.

"El Espejo llegó a mi poder por una negociación que tuvimos por la yegua Talavera II, la madre del Esquinazo. Don Agustín Edwards me compró la Talavera II y yo a la vez le compré ese potrillo y lo traje a mi criadero Puchaura. Acá se empezó a trabajar; Aliro Pérez lo trabajó, lo llevó a la Rienda; lo sacamos a un rodeo a Los Muermos. Anduvo muy bien el caballo, se vio muy inteligente, muy bueno para la Rienda. Lo llevamos a un Clasificatorio, estaba clasificado  para el Nacional, pero se lesionó y no lo llevamos", recordó.

"En ese intertanto, a Gonzalo Vial Concha le gustó el caballo, me lo compró y después de un par de año lo recuperé. Me lo traje de vuelta, lo tuve un par de años, posteriormente hice una negociación con Iván Gallardo, quien lo tuvo en su Criadero Gran Aventura. Lo corrió, lo reprodujo y después Alfredo Moreno se lo llevó a su Criadero Palmas de Peñaflor", añadió.

Luis Ellwanger contó que también lo reprodujo y salieron caballos "espectaculares, muy dóciles. Era muy dócil el caballo, una boca muy buena, muy firme; un gran reproductor. Lástima que se nos fue tan temprano".

Un caballo espectacular

Y así llegamos hasta su etapa en el Criadero Palmas de Peñaflor, siendo Alfredo Moreno Echeverría quien nos habló de ella.

"Fue un caballo espectacular, que nos dio y esperamos que nos siga dando caballos de excepción como los que todos estos años no s ha tocado correr. Y creemos que es un caballo al que todavía, pese a que murió hace algunos años, le quedan algunas generaciones que pueden hacer que  permanezca dentro de los reproductores con más méritos por algunos años más todavía", enfatizó.

Contó que lo tuvieron desde el año 2005 hasta el año 2010, añadiendo que el Espejo murió poco después del terremoto del 27 de febrero de ese año.

"Llegaron 12 hijos suyos al Nacional, imagínese lo que es eso. El segundo reproductor con más hijos clasificados tenía siete. Nosotros llegamos con diez caballos a Rancagua  y siete eran hijos suyos. La verdad que fue un caballo espectacular; Que las condiciones vaqueras que tienen sus hijos, como también sus estructura de huesos y de capacidad deportiva, hacen de su padre un caballo súper destacado. Para nosotros, su paso por el Criadero Palmas de Peñaflor (donde murió) fue espectacular. Ojalá que no lo echemos mucho de menos", cerró.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos