Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

La probada sangre ganadora de los caballos Campeones de Chile

Autor: Miguel Angel Moya
Disturbio y Perno son hijos de Campo Bueno II, Madrigal y de las destacadas yegua Maraña y Borra II.

Valiosos  antecedentes genealógicos avalan  las condiciones vaqueras de Disturbio y Perno, los ejemplares del Criadero Principio que el domingo 3 de abril se proclamaron Campeones de Chile de la Temporada 2015-2016, conducidos diestramente por José Tomás Meza Abarca y José Manuel Pozo Luco.

Disturbio es hijo de Campo Bueno II y Maraña, teniendo como abuelos paternos a Esquinazo y Borra y como abuelos maternos a Ramoneo y Codiciosa. Este bayo alazán nació el 30 de enero del 2006. N° de Inscripción: 190192.

Perno es hijo de Madrigal y Borra II, y sus abuelos paternos son Malicioso y Recesión y los maternos, Esquinazo y Borra. Caballo barroso, nació el 21 de noviembre del 2005. N° Inscripción: 190188.

 Para conocer más antecedentes  de estos ejemplares del Criadero Principio, consultamos a varios especialistas, partiendo por el jurado y médico veterinario José Luis Pinochet, autor de la Cuarta Atajada (Anuarios del Rodeo y de Criadores).

“La Borra II es propia hermana del Campo Bueno II y son hijos del Esquinazo y la Borra. Así que es una sangre bien conocida. El Disturbio es hijo del Campo Bueno II y el Perno es hijo de la Borra II, así que son primos hermanos por ese lado.  Esa yegua Borra es en la que don José Manuel Pozo Merino fue Tercer Campeón de Chile con su hijo José Manuel hace muchos años. Continúan con la misma línea. Después, José Manuel hijo fue Campeón en el Campo Bueno II y ahora son Campeones en un hijo del Campo Bueno II y en un hijo de una hermana. O sea, hay una continuidad completa. Muy loable por lo demás”, informó.

Agregó que son “caballos muy fuertes. Yo diría que estos principalmente son musculosos, son atléticos y además, muy bien entrenados. El Perno es hijo del Madrigal, o sea nieto del Malicioso. Un caballo muy lindo que fue muchas veces Sello de Raza y la madre del Madrigal es la Recesión, que es Estribillo también. Así es que tienen  muy buenas líneas por los dos lados. Y una felicitación a un criador tan antiguo, pero tan importante como don José Manuel. Que continúen  así sus hijos y sus nietos también”.

Además, conversamos con Benjamín García-Huidobro, jurado y director honorario de la Federación de Criadores, quien acotó: “Primero, El Campo Bueno II fue Campeón de Chile con José Manuel. Y la Borra II fue una de las yeguas que a mí más me gustaron. Realmente fue una yegua sobresaliente y dio todo.  O sea, además de ser ella muy buena, fue una tremenda madre. Buena a morirse. Para que vea usted que las líneas buenas siguen dando”.

Agregó que dichos ejemplares, antecesores de los actuales Campeones, corrían muy bien y estaban muy bien trabajadas, añadiendo: “Yo creo que esa es una cosa que hay que destacar. Eran excepcionalmente educadas; bien en la postura, con velocidad; un siete. Y ahí está el resultado”.

Asimismo, requerimos la opinión del jurado de la Federación de Criadores, Julio Mohr.

“Sobre el caballo barroso (Perno) que corre Pozo, me parece que es un hallazgo porque su padre, el potro Madrigal, en el Criadero Palmas de Peñaflor lo tenían en segundo plano. Y la línea del Malicioso es super interesante. Así que lo encuentro muy bueno. A mi gusto, el potro Madrigal  siempre fue bueno; corría rápido, era valiente y veloz. Y este hijo suyo (Perno) me parece que es igual, tiene las mismas condiciones. Así que es bueno que aparezca un caballo de esa línea, porque se abre un poco el pedigree”, señaló.

“Ahora, por abajo es hijo de la Borra II, una propia hermana  del Campo Bueno II, así que ya esta requeté probado eso. En cuanto al otro caballo, el bayo (Disturbio), qué más podemos decir de su padre, el Campo Bueno II, que fue Campeón de Chile. Es un reproductor del criadero y va a estar dando permanentemente caballos competitivos. Por abajo, el Ramoneo es la línea que los Pozo han probado. Ellos lo tuvieron como reproductor y no es de extrañar que aparezcan caballos así, especialmente cuando el Ramoneo es hijo de la Pelusa y el Taco. No hay sorpresa”, manifestó.

También dijo que “habría sido mejor caballitos de mayor envergadura, pero eso confirma la excepción que los caballos chicos tienen la posibilidad de llegar lo más arriba posible y aguantar estas carreras de 13 puntos que se mandaron ellos y de 12 antes, sin problemas. O sea, eso derriba el mito que solamente los caballos grandes aguantan”.

"Obviamente que el caballo chico hace un mayor esfuerzo y por supuesto tiene que tener más corazón para aguantar, pero de que lo pueden hacer, lo pueden hacer. Ahora, tampoco son excesivamente chicos; están dentro de la alzada los dos", completó. 

También hablamos con el ex jurado Manuel Bunster, experto en el tema, quien destacó el hecho que el Disturbio fuera hijo del Campo Bueno II, también Campeón de Chile, agregando: "Es nacido y criadero en el Criadero Principio. Y a su vez, el Campo Bueno II es hijo de otro Campeón de Chile, el Esquinazo. Entonces, es lo lógico que los caballos hayan ganado. Y el otro, el Perno, es hijo del Madrigal, que era un potro de su consuegro, Alfredo Moreno. Un potro que fue muy bueno para correr vacas e hijo de una gran yegua (Recesión) también. Así que ambos tienen gran sangre".

"O sea, novedad no hay ninguna en cuanto a sangres, porque son todas sangres ganadoras", afirmó finalmente.

Y desde el Norte nos llegó el comentario también especializado del jurado Renato Herrera, quien nos dijo: "Son excelentes caballos; por algo llegaron a esas instancias. Caballos de muy buenas alzadas fundamentalmente. Buenas estructuras, buenas costillas, buen perímetro toráxico, lo que les valió mucho para  realizar esa hazaña. Además, conducidos por dos jinetes muy buenos; yo encuentro que José Manuel Pozo es uno de los jinetes más elegantes para correr en la actualidad. Muy buenos caballos, muy buenas sangres, muy buenas estructuras y muy bien conducidos con elegancia".

Refiriéndose a las sangres, puntualizó: "Tienen sangres ya probadas por todos los criadores, sangres que siempre están presentes. Y combinaciones de sangres, porque tenemos en la generalidad de las tres colleras premiadas, específicamente lo mismo. Hay una fuerte presencia de Colibrí, Estribillo. En general, esos son los dos que predominan  y más atrás, con estas combinaciones se llega a Guardián, que también es sangre eficiente en esto del Rodeo".

"Por ahí también hay algo del Reparo y el Malicioso, el abuelo del Perno, es un caballo que yo conocí en el Sur, en el criadero de los Monsalve y después lo incorporó como reproductor don Alberto Schwalm en La Amanecida. Entonces, son sangres que cada criador va incorporando  a su criadero, va haciendo las mezclas convenientes y van dando resultados", expresó finalmente.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos